Noticias
Viernes 27. 09. 19

Dos mercados emergentes preparados para la recesión global

Si la guerra comercial global termina provocando una recesión global, Rusia y Corea del Sur serían los mejores lugares para esconderse en los mercados emergentes, según Saxo Bank. 

Ambos países tienen altas tasas de interés reales y excedentes presupuestarios, lo que permite a responsables políticos un amplio margen para ajustarse durante una recesión, dijo Christopher Dembik, jefe global de investigación macroeconómica del banco con sede en París. Tanto el rublo como el won podrían tener un desempeño superior al promedio, dijo. 

“Todos los países emergentes tienen espacio para hacer un esfuerzo monetario o fiscal, pero solo Rusia y Corea del Sur pueden hacer ambas cosas”, dijo Dembik el miércoles, durante una visita a Moscú. 

Aunque la recesión global no es el caso base del banco Saxo, Dembik dice que el enfrentamiento comercial entre Estados Unidos y China abre una posibilidad que vale la pena evaluar. Alemania podría caer en recesión este trimestre y los primeros indicadores muestran que hay un riesgo creciente de que la expansión económica de caerá por debajo de 6% el próximo año. 

Christine Lagarde, presidenta entrante del Banco Central Europeo, cree que la economía global puede evitar una contracción absoluta, pero dice que la tensión comercial sigue siendo una preocupación importante para el crecimiento. El Fondo Monetario Internacional redujo su estimación del ritmo de expansión global a 3,2% en julio, el más bajo desde la crisis financiera.  

Formuladores de políticas en Moscú han acumulado reservas para reducir la vulnerabilidad de la nación a los cambios en los precios mundiales del petróleo y la amenaza de nuevas sanciones estadounidenses. La inflación se desplomó este año, dando al banco central amplio margen para reducir lentamente las tasas. 

La inflación en Corea del Sur alcanzó un mínimo histórico de cero en agosto, lo que impulsó la tasa real al punto más alto desde 2014. El aumento de los impuestos ayudó a llenar las arcas del país en los últimos años, según el Fondo Monetario Internacional. 

Ambos países tuvieron grandes entradas en sus mercados de bonos en moneda local este año. Corea del Sur está a punto de registrar su mayor compra de bonos desde 2007. Los bonos de deuda en rublos han generado retornos de 23%, la mayor cantidad en mercados emergentes después de Tailandia. 

Sin duda, tanto Corea del Sur como Rusia dependen en gran medida de las exportaciones, y la guerra comercial frena aun más el crecimiento ya lento. 

Al otro extremo del espectro en los mercados emergentes se encuentran países como Sudáfrica y Turquía, donde los formuladores no tienen mucho margen de maniobra si la economía global entra en recesión, según Dembik.  

 

Fuente: PERFIL