Noticias
Viernes 16. 09. 22

En plena pandemia, tres hermanos diseñaron una herramienta para asar que es innovadora y ya desembarcaron en Uruguay

 

La Brochetera nació en plena pandemia. La idea surgió en junio del 2020 y en setiembre la empresa estaba en marcha; es una Pyme familiar que fabrica un instrumento innovador para la parrilla o para el horno que permite asar brochettes sin la necesidad de pinchar los ingredientes. Ya empezaron a exportar a Uruguay; en pocos días hacen un envío a México; patentaron en Chile y tienen en la mira a Estados Unidos y a la Unión Europea.

Los creadores son los hermanos Alejandro (42), Juan (48) y Pablo Rapallini (47), quienes venían trabajando juntos en una empresa agropecuaria en la provincia de Buenos Aires. En diálogo con LA NACION, Alejandro Rapallini, cuenta que fue Pablo quien les dijo que tenía una “idea novedosa” que podían transformar en un negocio.

“Cuando vimos la brochetera nos entusiasmamos -dice-. Nos pareció novedosa y que podía funcionar. Empezamos con las pruebas y surgió el formato que lanzamos al mercado en septiembre; las ventas arrancaron con la publicidad del boca a boca. Las repercusiones eran buenas y el crecimiento fue exponencial”.

Los tres hermanos unidos por una idea y un proyecto innovador y exportador

Patentaron el diseño “convencidos de que sería un éxito” porque “no existía nada parecido en el mercado”. En el origen se focalizaron en que los “amantes de las verduras” vuelvan “a compartir una parrilla” con quienes comen carne. “Y también a la inversa; simplifica mucho. A medida que pasó el tiempo fue tomando relevancia el ser creativo en la parrilla con la combinación de alimentos”.

En el arranque crearon una cuenta en Instagram y empezaron a vender por esa vía. En setiembre vendieron 350 brocheteras, en noviembre fueron 500 y en diciembre, 2000. “La dinámica fue importante porque, en ese entonces, teníamos un monoproducto. Después sumamos tamaños, una enlozada con más durabilidad y, al hacerse conocida la marca, empezamos a sacar otros productos como delantales, cuchillos, tapas para cocción, un kit para hamburguesas y provoleteras”.

Además, incluyeron accesorios de parrilla y una línea gourmet de aceites de oliva, aderezos y salsas.

Las consultas que recibieron desde el Uruguay los decidió a empezar a enviar productos a ese país. Consultaron a un amigo que se entusiasmó y ahora es parte del negocio. El primer envío fue de 350 piezas y el segundo, ya en marcha, lo duplica.

México se abrió por un contacto que recibieron desde Monterrey; el interesado viajó a conocer el producto y ya cerraron el primer envío. “Cada vez nos vamos ampliando a más países; estamos convencidos de que no hay techo porque lo que existe es parecido pero de menor calidad y se encuentra en algunas webs chinas”, sintetiza Alejandro Rapallini.

Si bien las brochettes suelen asarse con los ingredientes clavados en las varillas de metal o madera, es una técnica tiene la desventaja de que se corre el riesgo de que los alimentos se rompan, se sequen o se peguen a la parrilla. “Reconvertimos la modalidad de cocción”, plantea.

Las carnes también se asan al estilo brochette

La marca cuenta con tres opciones que varían en cuanto al tamaño del canasto y el largo del mango. Todos los diseños para la parrilla -realizados con hierro enlozado y pintado; y mangos con cabos de madera-, permiten dar vuelta las brochettes y conseguir una cocción pareja. En la línea para parrillas de horno, ofrecen los canastos enlozados o pintados y cabos de acero macizo.

“Llegar a Uruguay es un gran logro para el emprendimiento, ya que compartimos con los uruguayos más de una pasión, entre ellas, el asado. Proponer esta nueva forma de asar las brochettes y redescubrir sabores es una gran experiencia”, subraya Alejandro Rapallini.

Los hermanos continúan con la empresa agropecuaria, a la vez que fabrican los productos que venden en La Brochetera. Subrayan que fue clave en la organización la “sincronización” que ya tenían trabajando juntos. “En el campo teníamos prefijadas las tareas; acá tuvimos que aprender otras cuestiones, delegar y sumar gente”.

Fuentehttps://www.lanacion.com.ar/economia/comercio-exterior/en-plena-pandemia-tres-hermanos-disenaron-una-herramienta-para-asar-que-es-innovadora-y-ya-nid08092022/