Noticias
Lunes 04. 11. 19

Jair Bolsonaro alertó sobre el derrame de petróleo en Brasil: “Lo peor está por venir”

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró que "lo peor está por venir" en relación al derrame de petróleo que en más de tres meses afectó a más de 200 playas del litoral noreste del país.

 

"Lo que llegó hasta ahora y que fue recogido es una pequeña cantidad de lo que fue derramado. Lo peor está por venir, no sé si en la costa de Brasil, si bien todo indica que las corrientes fueron a la costa de Brasil (...) Por la densidad, el petróleo viene por debajo, puede haber pasado por Brasil y regresado para la costa africana", dijo Bolsonaro en una breve entrevista este domingo.

 

Las manchas de petróleo comenzaron a aparecer en Paraíba (noreste) hace más de tres meses y desde entonces surgieron en los más de 2.000 kilómetros que componen el litoral noreste, incluyendo la región de Abrolhos, un santuario para ballenas jorobadas y lugar de formaciones coralinas únicas en el mundo.

 

Las autoridades brasileñas afirmaron el viernes que 

el principal sospechoso entre una treintena de barcos es un carguero de bandera griega que se abasteció en el puerto de José, en Venezuela.

 

Este domingo Bolsonaro insistió en que "todos los indicios llevan a ese carguero griego", y agregó que "por lo que parece, fue [un acto] criminal", afirmación que no había sido hecha aún por las autoridades.

 

Según el presidente, es posible esperar "una catástrofe mucho mayor (...) por ese derrame".

 

En materia política, Bolsonaro dijo en la breve entrevista que está inclinado a dejar el Partido Social Liberal (PSL) con el cual fue electo presidente hace un año y con el que protagoniza una disputa interna desde hace algunas semanas.

 

"Creo que es difícil asumir el comando del partido [PSL], mi sueño es crear un partido", dijo.

 

El objetivo, agregó el mandatario, es tener la nueva organización conformada dentro de los plazos para participar en los comicios municipales de 2020.

 

Dijo que "tiró de la oreja" de Eduardo Bolsonaro, uno de sus tres hijos inmersos en política, que conmocionó el jueves al país al decir que "si la izquierda se radicaliza", la respuesta podría ser reflotar el Acta Institucional número 5 (AI-5), usada por el régimen militar en 1968 para cerrar el Congreso y suspender las garantías constitucionales.

 

"Mis hijos no me obstruyen. Al contrario, me han ayudado a identificar a personas que no están en nuestra línea", dijo.

 

Bolsonaro también respondió a cuestionamientos a la investigación sobre los asesinatos de la concejal de Rio Marielle Franco y su chofer Anderson Gomes.

 

El presidente negó estar obstruyendo a la justicia e insistió en que es víctima de un complot para afectar su imagen. Atacó de nuevo a la televisora Globo y a su exaliado, el gobernador de Rio Wilson Witzel.

 

Fuente: CLARIN