Noticias
Miércoles 30. 10. 19

Piñera retoma la iniciativa con un cambio de gabinete, pero las protestas siguen

En el anuncio más esperado de los últimos días a nivel político, y en medio del estallido social que convulsiona al país, el presidente chileno, Sebastián Piñera , realizó una profunda reestructuración a su gabinete y removió a ocho ministros de sus respectivas carteras.

En el salón Montt Varas del Palacio de La Moneda, el mandatario informó sobre la renuncia de sus ochos colaboradores e inmediatamente designó a los nuevos rostros del equipo ministerial. El ambiente estuvo dominado por un llamativo espíritu de festividad por parte de los invitados y de efusivos aplausos, que generaron cierta polémica en redes sociales por el contexto que aún vive en el país.

Uno de los cambios más exigidos por parte de la ciudadanía tuvo relación con la salida del ministro del Interior, Andrés Chadwick, quien dejó la cartera ante diversos cuestionamientos por el manejo de la seguridad del Estado durante las protestas. En su reemplazo, Piñera designó a Gonzalo Blummel, que se desempeñaba como ministro Secretario General de la Presidencia.

"El cambio de gabinete busca reforzar un equipo para comenzar una nueva etapa, una etapa donde Chile ha cambiado. En lo personal me voy tranquilo, si he fallado pido disculpas", dijo el ahora exministro del Interior.

Además de Chadwick, los otros miembros del equipo político también fueron depuestos de sus cargos.

Cecilia Pérez dejó la vocería de Gobierno, y en su reemplazo fue nombrada Karla Rubilar, quien manejó la crisis como intendenta de la Región Metropolitana y se posicionó como una de las pocas caras bien evaluadas del oficialismo.

El equipo económico de La Moneda también fue descabezado, en una medida que tuvo directa relación con una serie de declaraciones previas al conflicto que generaron indignación, como el llamado "a madrugar" para pagar una tarifa más económica de subte o comprar flores aprovechando su baja en el precio. Por lo mismo, salieron los encargados de las carteras de Hacienda y Economía, Felipe Larraín, y Juan Andrés Fontaine, para dar paso a los debutantes Ignacio Briones y Lucas Palacios.

Otras carteras sectoriales también fueron reestructuradas. María José Zaldívar se hizo cargo del Ministerio del Trabajo, Julio Isamit fue nombrado en Bienes Nacionales, y Cecilia Pérez fue trasladada de la vocería a Deportes, en un enroque que despertó muchísimas suspicacias y que se interpretó como un premio a Pérez por su lealtad a Piñera.

"Nuestro gobierno ha escuchado el mensaje fuerte de los chilenos que piden un Chile con mayor igualdad y con menos privilegios", dijo el mandatario después de la ceremonia. "Sabemos que estas medidas (con respecto a la agenda social) no resuelven todos los problemas, pero sabemos que son un paso importante y que significa un alivio a las necesidades y carencias", añadió.

Asimismo, Piñera fue consultado por la llegada de una a misión de la Organización de Naciones Unidas (ONU) que investigará posibles violaciones a los derechos humanos durante las recientes protestas.

"No tenemos nada que ocultar", sentenció el presidente chileno.

Incendio

Lejos de amainar con las últimas medidas del gobierno, la violencia recrudeció con el correr de las horas y en el centro de Santiago se produjo un gigantesco incendio en la esquina de las calles Santa Rosa y la Alameda, la principal avenida de la capital. Las llamas afectaron a numerosos locales comerciales y al centro médico Integramédica, que evacuó a su personal a las 15 horas. Más de 17 compañías de bomberos concurrieron para contener el siniestro y evitar la propagación a edificios residenciales.

El incidente ocurrió cuando un grupo de personas atacó y saqueó la tienda de ropa Fashion's Park y el local de McDonald's ubicado frente a la Biblioteca Nacional. Después de un par de minutos, las llamas comenzaron a emanar desde el primero piso y rápidamente se propagó a otros niveles y los carteles publicitarios que rodeaban el edificio.

"Lo que estamos viendo hoy día en el centro de Santiago, y en algunas pequeñas manifestaciones en regiones, no es la gente que quiere justicia social. La gente está cansada de esta violencia y caos", dijo Rubilar, en su primera intervención.

Para Mireya Dávila, académica del Instituto de Asuntos Públicos de la Universidad de Chile, ahora resta saber sin con el nuevo diseño "se consolida un nuevo clima".

"Para la oposición será insuficiente, porque el discurso del presidente mantuvo la misma agenda social anunciada recientemente.Dio mayor énfasis al diálogo social, pero aún no se sabe cómo será. Y para la ciudadanía son personas más jóvenes, pero la crítica continuará si no hay anuncios de política más contundentes", añadió Dávila.

 

Fuente: LA NACIÓN