Noticias
Miércoles 18. 11. 20

Pymes industriales piden freno a importaciones de anteojos y tintas gráficas

Empresarios industriales del sector óptica y tintas gráficas manifestaron su preocupación ante el incremento de productos importados en el marco de la crisis provocada por el COVID-19, que afecta a todos los sectores productivos, y pidieron una reunión con el Ministerio de Desarrollo Productivo.
En este sentido, el coordinador de sustitución de importaciones de la Cámara de las Tintas Gráficas, Marcelo Girard, manifestó que “durante el corriente año, la situación de la suba de importaciones de productos del sector se vio profundizada al ingresar a nuestro país los excedentes de producción del hemisferio norte a precios subsidiados por los por Estados de origen", reproduce un documento que maneja la Confederación General Empresaria de la Argentina (CGERA).
“La industria argentina de tintas está en condiciones cualitativas, cuantitativas y de costos para cubrir con la demanda nacional, y los empresarios no pedimos reforma laboral, ni baja de impuestos; solamente queremos recuperar el mercado interno, y para ello demandamos la implementación de una política efectiva en la sustitución de importaciones para poder incrementar nuestros niveles de producción, y contribuir a detener el egreso innecesario de divisas”, agregó. Además, destacó que “a partir de esta problemática, estamos pidiendo una reunión con el Ministro Kulfas”.
En esta línea, Girard indicó que “entre 2008 y 2011, las importaciones anuales del sector promediaron los 7,5 millones de kg, pero luego, entre 2012 y 2015, como resultado de una acción ‘anti dumping’ y del trabajo conjunto entre nuestro sector y las autoridades nacionales, estas descendieron a un promedio de 4 millones de kg por año”. “Sin embargo, a partir de la implementación de la política de apertura de importaciones, entre los años 2015 – 2019, las importaciones aumentaron a un promedio de 5 millones de kg anuales”, añadió.
Lentes importados
Por su parte, Norberto Fermani, Presidente de la Cámara Argentina de la Industria Óptica (CADIOA), sostuvo que “la crisis del coronavirus es compleja y trajo grandes niveles de desocupación, pero sin embargo, vemos que todos los días están entrando anteojos de sol".
"En lo que va del año se importaron alrededor de un millón de anteojos terminados, y con eso se le podría haber dado trabajo a muchísima gente”, resaltó.
Asimismo, Fermani señaló que “no nos sentimos cómodos teniendo desocupados y viendo que seguimos trayendo productos del exterior, financiados con un dólar que hoy es totalmente escaso para nosotros”. “El sector nuestro está dividido entre moda y salud; los oftalmólogos están trabajando bajo protocolos estrictos y hay muy poca emisión de recetas. Y los anteojos de sol, hoy pasan al tercer lugar en las necesidades de consumo”, concluyó.

Fuente:https://www.despachantesargentinos.com/detalle_noticia.php?id=31181