Noticias
Martes 05. 01. 21

Saldo comercial con Brasil arrojó déficit de u$s700 millones en 2020 por derrumbe de exportaciones

El saldo comercial con Brasil arrojó un déficit de u$s700 millones en 2020, cuando en 2019 se había verificado un superávit de u$s760 millones. El deterioro en el intercambio con el país vecino fue explicado por un derrumbe del 26,1% en las exportaciones, muy afectadas por una pandemia que golpeó con fuerza a la economía y a la industria brasileña, según un informe de la consultora Ecolatina.
La industria automotriz del gigante sudamericano, que tracciona gran parte del flujo de comercio bilateral, tuvo un año particularmente malo: las compras al exterior de autos livianos se desplomaron casi 50%, las de autopartes 40% y las de vehículos pesados 35%.
Además, el abaratamiento del real brasileño pudo haber traído algunos problemas para nuestro país en materia de competitividad, aunque desde la consultora aclararon que "no habría sido deseable devaluar de manera más acelerada para seguir a la primera moneda del Mercosur, por el impacto que habría tenido sobre los precios y los salarios".
No obstante, el informe de Ecolatina también aclaró que el resto de las compras de brasil cayeron 9,4%, lo cual reflejó que, más allá del "efecto covid", hubo factores propios de la economía argentina que explicaron el deterioro en el intercambio.
"La cuarentena que se impuso en nuestro país complicó a la oferta durante varios meses, especialmente durante el segundo y tercer trimestre. Asimismo, flexibilizadas las restricciones operativas, las expectativas de devaluación y una brecha en torno al 100% invitaron a posponer las ventas al exterior y alentaron su subfacturación", explicaron en el trabajo.
Como resultado, la participación argentina en las importaciones brasileñas alcanzó en 2020 el menor valor desde el 2000, al pasar del 6% a menos del 5%.
Paralelamente, las importaciones desde el país limítrofe retrocedieron 13% en el año, aunque desde Ecolatina separaron el análisis en tres períodos: "un primer trimestre pre-pandémico, en donde las compras externas arrastraron el deterioro del cierre de 2019, cayendo poco menos de 7% anual; una segunda etapa, que fue de abril a agosto, muy marcada por la pandemia y las restricciones operativo-sanitarias, que provocaron un desplome inédito del 35% y, por último, un incremento del 15% en el acumulado entre septiembre y diciembre, resultado de la recuperación de la industria pero, también, de las expectativas de devaluación y el stockeo de producción que generan".
En diciembre de 2020, la balanza comercial bilateral con Brasil fue levemente deficitaria en u$s20 millones, revirtiendo el superávit de casi u$s200 millones alcanzado en igual mes de 2019. Este deterioro obedeció una caída del 15% en las exportaciones, en tanto las importaciones crecieron 11% en la comparación interanual.
De cara al 2021, Ecolatina proyecta un panorama más alentador debido a una esperada merma en los efectos restrictivos de la pandemia, a que "la posposición de ventas y el adelantamiento de compras no pueden durar para siempre" y porque "las perspectivas de recuperación de la economía brasileña deberían traccionar parte de las compras a nuestro país". En ese marco, estimaron que el "déficit artificial" de los últimos meses de 2020 debería transformarse en superávit en el comienzo de este año y que 2021 cerrará con una balanza comercial bilateral "al menos equilibrada".

Fuente:https://www.despachantesargentinos.com/detalle_noticia.php?id=31545