Noticias
Jueves 10. 06. 21

Exportación: sector ganadero, medidas contundentes

Estamos viviendo una importante preocupación entre expertos y productores en el análisis de la situación referida al sector de la carne, ante el cierre de las exportaciones, con la suposición que esto bajaría el precio del consumidor. Por el contrario, los valores al mostrador, según estadísticas nacionales, es que estos aumentarían mucho.
Referido a al precio de la carne, los análisis de especialistas es que no va a bajar, tal vez se estacione. Lo que merece cuidado, es que el productor pueda percibir menos económicamente. Recordar como interesante, que en el primer y segundo Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, se registraron en este rubro aumentos importantes.
Actualmente podría ocurrir lo mismo. Como expuso Federico Santángelo, de Agroideas, en la reciente “Charla Granadera” (granos + ganadería) en la Asociación de Frigoríficos de Córdoba (AFIC). Al cierre de la Jornada, Daniel Urcía, agregó: “Los artículos del código aduanero (en los que se ha fundado la suspensión de ventas al exterior), son de una ley de la época previa a la democracia”.
Exportación: sector ganadero, medidas contundentes
Santángelo apoyó sus análisis en estadísticas oficiales, que demuestran que esas medidas no fueron exitosas, sino que hubo una pérdida de 12 millones de cabezas. Lo que se evidencio en el retroceso del quinto al undécimo puesto como país exportador, y un incremento “sideral” del precio al consumidor.
Las intervenciones del Estado, sobre las relaciones comerciales, en este caso Internacional, traen consecuencias jurídicas y económicas con la excusa de regulación de Precios Internos. Como por ejemplo: impide el ingreso de dólares. Divisas que el país necesita para activar el resto de las industrias que requieren insumos importados para funcionar.
En este sentido, el cierre de las exportaciones, nos lleva al tema del Incumplimiento de Contratos de Exportación. Esto es altamente oneroso, y pueden traer consecuencias de rescisión y pérdida de Mercados, que cuestan recuperarlos.
Sumado a la interrupción del Ciclo Productivo, que, si se prolonga en el tiempo, cuesta mucho volver a ponerlo en marcha, como ya ocurrió en gestiones anteriores. Ligado a la afectación de pequeños productores ganaderos que sufren la interrupción de la fluida comercialización. Esto desalienta su actividad y que puedan significar la quiebra.
El análisis social de este último tema es que pasan de ser contribuyentes de impuestos a demandar planes sociales para su supervivencia.
Y el tema riesgoso es la caída de las economías regionales, que en ocasiones se dirigen a la clandestinidad del Mercado Negro.
Datos a recordar:
Exportación: sector ganadero, medidas contundentes
La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias (CEEA) deliberará en varias y próximas reuniones, el tema de comercialización de hacienda y definirá los pasos a seguir.
El nuevo presidente de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, adelantó que la idea es “levantar hoy a la noche (el cese de comercialización de hacienda) y ver si en estos días se genera una instancia de diálogo” con el Gobierno nacional “para destrabar” la situación que han generado las propias autoridades. Agregó que en su entidad se están recibiendo pedidos de medidas “más contundentes” de no surgir ese canal de diálogo entre el Gobierno y las centrales agropecuarias.
Referidos a la venta del insumo en los supermercados y autoservicios mayoristas, estos recibieron caídas frente al pre pandemia. Pese a que la restricción de la actividad en los 12 meses previos fue muy superior a la de marzo 2021, las ventas a precios fijos arrojaron un 8,80% menos, y un 7% menos para supermercados y autoservicios en dicho mes.
En este rubro comercial, su bajo desempeño está estrictamente ligado a la disminución del poder de compra de las familias. Análisis que preocupa enormemente ya que aún no se evalúan aún los meses de mayo y junio donde nuevamente se enlentece la actividad económica y su recrudecimiento en dirección a la caída de los ingresos en importantes sectores de la población.
Uruguay baja el precio de la carne con más comercio exterior
En nuestro país, el gobierno prohibió la exportación de carnes para bajar su precio. Economistas argentinos opinan que “hay maneras menos rudimentarias y dañinas de cuidar el consumo interno”. Un ejemplo cercano lo brinda Uruguay que logró contener el precio de la carne sin perjudicar las exportaciones. Para lograrlo aumentó las importaciones de cortes populares.
En nuestro país, según el Indec, el precio de la carne viene subiendo por encima del 60% cuando la inflación general es del 46% anual. El Gobierno reaccionó drásticamente suspendiendo las exportaciones de carne como venimos señalando. La idea es aumentar la oferta interna y así contener las subas en el precio. Esto provocó un gran malestar en los productores del sector y en los frigoríficos dedicados a la exportación. Y como ya se expuso en esta nota la inconsistencia de incumplir con contratos con el exterior cuando la necesidad de generar divisas es imperiosa.
Se expande una opinión general en avalar el modelo, como estrategia alternativa, el modelo de José Mujica en el Uruguay en 2005, cuando era Ministro de Ganadería, les pidió a los frigoríficos que destinen cortes populares Y luego en 2011 cuando Mujica fue Presidente también. Aquí, en nuestro país, se opina que el “modelo uruguayo” permitió sostener las exportaciones sin afectar los consumos populares.
Diseño uruguayo:
2017 Inflación doméstica en la carne era de 3% anual y luego comenzó a subir hasta llegar al 35% anual en el 2019.
2019 Uruguay multiplicó por 6 sus importaciones de carne respecto al 2017.
2020 hubo deflación en la carne de -4%. (Datos estadísticos IDESA)
Antecedentes evidencian que Uruguay, en momentos de una alta inflación sobre la carne no cerró las exportaciones, ni mostró una actitud pasiva, al sino que abrió las importaciones de carne para aumentar la oferta en el mercado doméstico y, por esa vía, bajar el precio. Dato interesante y útil. En el 2020, el 13% del consumo interno de carne se abasteció con importaciones. En otras palabras, Uruguay, a diferencia de la Argentina, moderó el precio de la carne potenciando el comercio exterior.
Este modelo, está centrado en la modernización de la cadena de producción desde el campo hasta el consumidor extranjero con estándares de calidad internacional y sistemas de trazabilidad para garantizar la calidad. De esa forma Uruguay entra al mercado asiático y de EEUU con carnes de alto valor agregado, convirtiéndose en un importante exportador de carnes premium.
Exportación: sector ganadero, medidas contundentes
Es una estrategia en la que deberíamos prestar mucha atenciónen nuestro país. En Uruguay se crea un Instituto Nacional de Carnes, que no regula el precio de la carne ni las exportaciones, sino que es un consorcio público-privado que trabaja en la transferencia detécnicas y procesosa los productores. Es la gestión y cambio de un sistema rígido a la apertura de mercados externos.
Así podríamos aprender que hay alternativas para que la gente de menores ingresos acceda al consumo de carne sin poner en juego las exportaciones. Y no utilizar métodos tan desactualizados como prohibirlas. Los que provocan una desarticulación en la economía del país, estimulando menguas a la producción y a la generación de divisas.

Fuentehttps://www.despachantesargentinos.com/detalle_noticia.php?id=32806